Travis Birds

Travis Birds

Estilo: Mestizaje/Fusión


Próximos conciertos en streaming

Travis Birds

Travis Birds se auto define como “una mezcla entre un niño, un señor muy serio, una tarada y un escarabajo común”, y lleva desde 2010 en esta vorágine de motivación y dirección profesional.

Una crisis existencial a los 19 años la llevó a agarrar una guitarra sin cuerdas que tenía en casa. La armó y se aferró a ella. Sin referentes musicales familiares (ni cercanos) se encerró en su habitación y se puso componer canciones que solo enseñaba a su hermana gemela. Arrancaba la segunda década del 2000, vivía en Leganés y no se llamaba Travis. En menos de diez años sus canciones iban a tener millones de reproducciones en Spotify y sería la protagonista de un disco homenaje a Sabina con su réplica a '19 días y 500 noches', con la celebrada versión que hizo del tema de Sabina junto a Benjamín Prado.

Comienza el capítulo y escuchas: "Te vas, y como los perros de caza rastrean su presa yo corro detrás", entonado con una voz frágil, golosa y un puntito de agonía... y se ve uno los dieciséis capítulos de la serie 'El Embarcadero' de Movistar + del tirón. Pocas canciones han ejercido de sintonía de una película imantando al espectador hasta la adicción: veamos, los productores no han tenido la delicadeza siquiera de poner en la cabecera de las imágenes que quien canta es Travis Bird, mal detalle. El tema, 'Coyotes'

Su primer álbum "Año X", recopila diez canciones basadas en diez historias que ven el mundo con un punto de vista muy peculiar, disco que lanza de nuevo eb 2018 completamente remezclado.

"Madre Conciencia" es el segundo single del nuevo trabajo de Travis Birds, que lanzará en 2021 y que llevará por título "La Costa de los Mosquitos". Al igual que "Coyotes", habla de una obsesión. Una obsesión centrada en el remordimiento, el sentimiento de cargo de conciencia, suciedad de espíritu y a la vez la imposibilidad de vencer al lado malo de una forma mental, impura y destructiva. "Madre Conciencia" como el límite, como esa juiciosa voz en la cabeza que te impone que es lo correcto, con su serenidad infranqueable, una especie de santa imperturbable, serena y juzgadora. Una clara muestra del camino que tomará la obra de una de las artistas más prometedora de nuestro panorama musical.