Paul Weller

Paul Weller

Estilo: Rock and roll/Garage



Paul Weller

Cuatro décadas de carrera musical contemplan a Paul Weller, icono y estandarte de la música británica. Del ascenso de The Jam y el revival mod a finales de los 70 a la experimentación jazz y soul con conciencia política al frente de The Style Council en los 80 y, por supuesto, sus prolíficos años en solitario con infinidad de interesantes proyectos y una capacidad de subsistencia encomiable, no dejando nunca de ser un referente para nuevas generaciones.

Máximo exponente del resurgimiento de la cultura mod a final de los 70, musical y estéticamente (la prensa británica lo bautizó como "Modfather"), fue la principal influencia en el importante movimiento Brit Pop en los 90 y sus himnos generacionales se cuentan por docenas. Sus indiscutibles influencias provenientes de The Kinks, The Small Faces, Bob Dylan, Tim Buckley o Nick Drake, se dejan notar a lo largo de toda su discografia.

Junto con Bruce Foxton y Rick Buckler formaron The Jam en la década de los 70, con media docena de discos entre 1977 y 1982 que son la quintaesencia del buen gusto, con maravillas como "In The City" o "All Mods Cons" que han pasado a la historia como algunas de las mejores muestras del legado punk y nueva ola británica.

Con Mick Talbot creó The Style Council en 1983 para dar rienda suelta a su creatividad y su inquietud por aunar su esencia pop y otros sonidos provenientes del jazz, soul y pop, creando un sonido fresco que desembocó en otra media docena de discos entre 1983 y 1989.

Su influencia en nuevas generaciones fue cada vez mayor, con bandas como Ocean Colour Scene o en España Los Flechazos que se lo deben todo. Su discografía en solitario está plagada de discos de oro, pocos músicos han logrado tal grado de popularidad y reconocimiento sin disminuir lo más mínimo la calidad de sus proyectos y sin verdaderas concesiones comerciales.

"Heavy Soul" (1997), "Ilumination" (2002), Wake Up the Nation (2010) son discos magníficos y evidentes pruebas de su talento, siempre ecléctico, siempre inquieto, siempre buscando ampliar horizontes.

Entre su multitud de condecoraciones, destaca el premio especial a toda su carrera por su contribución a la música en los Brit Awards de 2006. Paul Weller se ha convertido quizá en uno de los músicos británicos más prolíficos de su generación, y probablemente el más exitoso en el Reino Unido. Así lo avalan sus once álbumes de estudio en veinte años, que todos entraron en el Top Ten y cuatro de ellos alcanzaron el número 1. Pero ante todo, la actitud incondicional de su legión de fans a lo largo de las décadas.

Por Griffin Jazz.