Billy Bragg

Billy Bragg

Estilo: Rock/Rock Alternativo



Billy Bragg

Billy Bragg A estas alturas se puede considerar de forma indiscutible a Steven William Bragg, conocido como Billy Brag (Essex, 1957), como uno de los cantantes, compositores y guitarristas favorito de los críticos desde que se convirtió en uno de los estandartes del activismo populista a mediados de la década de 1980 cuando fusionó sus vivencias personales y su posicionamiento político en canciones de amor y conciencia.

Nacido en una familia de clase trabajadora del este de Londres, Bragg tocó brevemente en la banda de punk Riff Raff, hasta que tuvo que dejarlo para incorporarse al servicio militar. De allí salió como un joven trovador moderno e inició su carrera musical. Inspirado por The Clash, en parte punk y en parte folksinger, recorrió escenarios y rincones recónditos con su guitarra, cualquier esquina en la que lo dejaran tocar.

Su álbum debut, "Life's a Riot with Spy vs. Spy", fue aclamado por la crítica, alcanzó el Top 30 británico y produjo el éxito "A New England" en 1984. Bragg, un socialista comprometido, llevó a cabo una serie de actuaciones benéficas como apoyo los mineros británicos en las históricas huelgas de 1984 y 1985. Bragg comenzó a lanzar trabajos cada vez más pulidos y complejos, con mayor instrumentación, como "Talking with the Taxman About Poetry" (1986) o el más dogmático "The Internationale" (1990), siempre con su emotiva y profunda voz.

Más popular en Gran Bretaña (donde alcanzó el número uno con una versión de "She's Leaving Home" de los Beatles en 1988) que en los Estados Unidos, Bragg, sin embargo, colaboró con la banda estadounidense Wilco en "Mermaid Avenue" (1998), un álbum construido sobre letras de la leyenda de la música folk Woody Guthrie; "Mermaid Avenue Vol. II" fue lanzado en 2000, de alguna manera siempre se consideró a Billy Bragg el Guthrie británico.

Los álbumes posteriores incluyeron Inglaterra, "Half English" (2002) y "Mr. Love & Justice" (2008), que tomó prestado su título de una novela de Colin MacInnes, cronista de la cultura juvenil británica en las décadas de 1950 y 1960. Actualmente continúa con su labor como músico y activista, publicando artículos en el diario The Guardian en contra de las políticas del partido conservador y posicionándose claramente a favor de cualquier causa defensora de los derechos civiles y dejando un poco de lado su ritmo de publicaciones, con un sólo LP en la última década, "Tooth & Nail" (2013).

Por Griffin Jazz